Trastorno por déficit de atención con Hiperactividad / Impulsividad (TDA-H)

Por África Urbano Zabaleta el 24/09/2014
0

El trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad está compuesto, como su propio nombre indica, por una conducta atencional disfuncional que puede ir acompañada, o no, por actividad motriz y falta de reflexión antes de iniciar las acciones.

El problema mayor de este trastorno es el impacto que genera en quien lo padece y en su entorno inmediato. Son niños o jóvenes que, además, pueden llegar a tener fracaso escolar, problemas severos de conducta y trastornos emocionales.

Es por tanto necesario abordar el caso lo antes posible y desde todos los frentes: familiar, escolar y clínico.

Si en etapa preescolar, se observan síntomas, es preciso tomar medidas preventivas ya que estas van a determinar el pronóstico del caso. Pero el diagnóstico diferencial no se debe realizar antes de los seis años y nunca sin haber sido llevado a cabo evaluación neuropsicológica.

Otro aspecto que va a ser de vital importancia para la evolución del trastorno es la colaboración entre las personas implicadas en el caso. Es necesario crear en torno al niño un equipo multidisciplinar (neurólogo, pediatra, neuropsicólogo) que junto a sus padres y profesores enseñen al niño las estrategias necesarias para que su comportamiento y aprendizaje sean adecuados.

En Centro de Psicología, Neuropsicología y Logopedia RECURSOS hemos incorporadnuevas tecnologías que nos ayudan a ser más precisos en nuestras valoraciones incorporando en nuestro Protocolo de Evaluación Neuropsicológica, Aula Nesplora, una herramienta para la evaluación y el diagnóstico del TDA-H.

Ver herramienta para la evaluación del TDA-H