Trastorno por tics

Por África Urbano Zabaleta el 24/09/2014
0

Los tics son espasmos, movimientos o sonidos repentinos que se hacen en forma repetida y que no se pueden controlar voluntariamente.

La mayoría de los individuos con trastornos por tics reportan sensaciones corporales o impulsos que preceden al tic.

Se distinguen dos tipos de tics:

  1. Los motores – parpadeo, movimientos esporádicos de la cara, de la cabeza, muecas, dar golpecitos con los pies, ensanchamiento de las fosas nasales, flexión de codos y dedos, contracciones de los hombros o músculos abdominales
  2. Y los fonológicos o vocales – toser, gruñir, aclarar la garganta, olfatear hasta repetir palabras.

La mayor parte de los tics son transitorios y desaparecen sin tratamiento, pero deben ser observados y evaluados por un profesional.

–  SINDROME DE TOURETTE: por lo general comienza en la infancia, antes de los siete años. Se caracteriza por tics faciales, corporales y/o fonológicos que aumentan en frecuencia e intensidad conforme la persona se hace mayor. En casos, degeneran en coprolalia (compulsión de gritar obscenidades). El estrés y la ansiedad pueden incrementar y mantener estos síntomas.