Trastornos de la conducta

Por África Urbano Zabaleta el 24/09/2014
0

Estos trastornos implican conductas disruptivas y molestas para los demás. Los sujetos que los padecen suelen ser poco empáticos, tienen dificultades para entender los sentimientos y necesidades de los demás.

Sin intervención, tienden a persistir, es decir, no desaparecen solos. Lo mejor es el diagnostico y la intervención temprana.

–  TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE: los sujetos que presentan este trastorno se caracterizan por una conducta de persistencia en el error, son desobedientes, discuten frecuentemente con figuras de autoridad (padres, profesores, entre otros), son suspicaces, les echan a otros la culpa de sus errores, no son conscientes de su parte de responsabilidad en los mismos, su umbral de frustración es mínimo, desafían las reglas y a menudo se ponen de mal humor. Cuando se sienten ofendidos actúan de forma vengativa devolviendo la ofensa.

Podemos establecer ciertas diferencias con el trastorno disocial, ya que esta conducta se presenta más frecuentemente en contexto familiar y además las agresiones a terceros suelen permanecer en el nivel de lo verbal.

–  TRASTORNO DISOCIAL: este trastorno se caracteriza por una conducta desajustada en la que el sujeto no cumple con normas básicas de respeto hacia los demás y trasgrede las normas sociales con frecuencia. Estas personas tienen poca conciencia del daño que causan y, en consecuencia, agreden física o verbalmente a otros, les quitan o estropean sus cosas, les intimidan, y mienten o incumplen acuerdos.

Los sujetos con trastorno disocial, generalmente fueron niños impulsivos. Cuando el trastorno se inicia en la preadolescencia puede presentarse en su forma leve, en cuyo caso no dañan a terceros. En sus formas graves degenera en conductas delictivas.

–  TRASTORNO ASOCIAL: generalmente llegan a estas situación personas cuya trayectoria vital ha estado marcada por alteraciones de conducta de diversa índole. En la adultez presentan adicciones (alcoholismo, abuso de sustancias, ludopatía) y/o conductas delictivas.