Trastorno de lenguaje

Por África Urbano Zabaleta el 24/09/2014
0

Como en el resto de los problemas de la infancia el diagnóstico precoz de estos trastornos es de vital importancia para el crecimiento futuro del niño.

Cuando observamos en la primera infancia problemas de interacción, falta de atención conjunta o focalizada, pobre o inexistente balbuceo, dificultades para nominar objetos del entorno, problemas en la articulación de los fonemas, o falta de competencia  para comprender órdenes sencillas, estos hechos nos deben llevar a preguntarnos si algo le ocurre al niño.

–  RETRASO SIMPLE DEL LENGUAJE: se trata de una afectación generalizada del lenguaje que no se justifica por alteración fisiológica, neurológica o sensorial, y que se debe a algún incidente neuropsicológico ocurrido en el trascurso de la vida del niño, o a factores de tipo genético. La disfunción se observa sobre todo a nivel expresivo. El niño tiene problemas a nivel fonológico, sintáctico, semántico y del uso del lenguaje.

–   TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE: los niños que han presentado retraso del lenguaje están en riesgo de pasar a una categoría más severa dentro de los trastornos lingüísticos. En el caso del T.E.L. estamos ante un problema en expresión y comprensión. Por tanto, no solo tienen un pobre vocabulario, bajas competencias en su razonamiento o fluidez verbal, sino que además tienen dificultades para comprender el mensaje de su interlocutor.

–   TRASTORNOS DEL HABLA:

·  DISLALIA: dificultad en la articulación de las palabras.

·  DISFEMIA: disfluencia a la hora de expresarse, alteración del ritmo del mensaje por interrupción del mismo, bloqueo o repetición.

·  DISARTRIA: problemas en la articulación de las palabras debido a lesiones del sistema nervioso central o de los órganos fonarticulatorios.

MATERIAL DE LOGOPEDIA PARA PADRES